6 cosas que te harán experto en limpieza facial

¿Tienes dudas sobre la limpieza facial? ¡Te las resolvemos!

Uno de los procedimientos más practicados y preguntados por las usuarias que acuden a centros de estética, es la Limpieza Facial Profunda. Muchas personas solicitan esta clase de procedimiento porque perciben que nunca sobra, es ideal para cualquier tipo de piel o que pueden eliminar células muertas e hidratar. Pero siempre hay varias dudas sobre la manera en cómo se debe realizar.

 

1 ¿En qué beneficia una limpieza facial a mi rostro?

Una limpieza facial tiene como principal objetivo retirar células muertas de la piel; valorar en profundidad del estado en que se encuentra la piel según los hábitos que cada persona; extraer todos los comedones o “granitos” que se presenten y finalmente hidratar y nutrir la piel. Es importante mencionar que podrás encontrar lugares dónde te ofrecen una limpieza facial profunda o una limpieza básica, no varían mucho en su protocolo. Además, cada centro de especialistas puede establecer diferentes pasos para desarrollarla.

En común, una limpieza facial siempre tendrá los siguientes pasos: desmaquillar, exfoliar, realizar un peeling (pero es opcional), aplicar vapor de agua u ozono según corresponda, realizar extracción de comedones, aplicar alta frecuencia, y finalmente, terminar con una mascarilla según el tipo de piel.

 

2 ¿Cuál es la diferencia entre una limpieza básica y una limpieza facial profunda?

No tienen muchas diferencias, solo se modifican algunos pasos.

La limpieza de piel básica, posiblemente será más económica pues tiende a no usarse algunas aparatologías. Se aplican más productos cosméticos para lograr un resultado de limpieza en la piel; se desmaquilla, exfolia, usualmente se aplica vapor de agua u ozono. En algunas ocasiones utilizan una toalla húmeda y caliente para abrir los poros. Además, se realiza la extracción de forma muy suave y la piel no se maltrata.

Para sellar los poros pueden aplicar corriente de alta frecuencia o compresas frías, finalmente aplican una mascarilla, pasado 15 o 20 minutos la retiran y protegen la piel con productos cosméticos.

La limpieza facial profunda, incluye más aparatologías y más tiempo en su elaboración. Así que puede llegar a tener un precio más elevado a comparación de la limpieza facial básica. Dentro de su elaboración también se pueden cambiar el orden del protocolo, esto dependerá del profesional, según la valoración que haya realizado previamente y el interés manifestado por el paciente.

Los pasos básicos que deben componer una Limpieza facial profunda son: limpiar o desmaquillar la piel, exfoliarla con cosmético, realizar un peeling con aparatología según características de la piel (puede ser peeling ultrasónico o dermoabrasión), vapor de agua y ozono, extracción profunda de todos los comedones o “granitos” presentes en la piel, aplicación de corriente alta frecuencia para cerrar los poros y desinfectar la piel.

Finalmente, la aplicación de una mascarilla según el tipo de piel por 20 minutos y al retirarla aplicación de cosméticos para proteger la piel.

 

3 ¿Quién es candidato para realizarse una limpieza facial?

Tanto hombres como mujeres mayores de 15 años pueden realizarse una limpieza facial. Lo importante es que el profesional realice una previa historia clínica donde podrá determinar qué clase de aparatología puede realizar o no. Existen casos donde las personas no presentan brotes en la piel asociados al acné, o tienen la piel con pocas imperfecciones, en estos casos se puede aprovechar mejor una sesión de hidratación profunda en vez de una limpieza facial básica o una limpieza facial profunda.

En el caso de las mujeres embarazadas, se puede realizar un protocolo de limpieza facial básica que no altere demasiado la piel ya que su estado hormonal durante ese periodo se encontrará alterado.

 

4 ¿Es ideal una limpieza facial para antes de un evento especial o fiesta?

Con frecuencia los pacientes solicitan realizarse una limpieza facial con el fin de ver su piel mucho más bonita y luminosa. Preparar la piel para un evento especial o fiesta con una limpieza facial, en algunas ocasiones no es lo más recomendado, la razón es porque en la fase de extracción del protocolo se debe presionar la piel, lo que podrá causar un poco de inflamación o enrojecimiento, lo que quiere decir que el resultado final no sería el esperado por el o la paciente para un evento donde quieran ver su piel bonita y cambiada. Otro motivo es porque al realizar la extracción y remoción de células muertas e impurezas en la piel, no es aconsejable aplicar maquillaje inmediatamente, esto puede tapar los poros e interferir con el proceso de recuperación de la piel.

 

5 ¿Cada cuánto es conveniente realizar una limpieza facial?

Esta pregunta es la más común respecto a las limpiezas faciales. Realmente, quien debe determinar su frecuencia es el profesional con quien se realice la limpieza facial. También influye mucho si se va a comenzar un tratamiento en específico y sólo se realizó la limpieza facial como fase de preparación para posteriormente continuar con el tratamiento recomendado.

Sin embargo, puede darse un estimado según el tipo de piel que tenga la persona. Es decir, si es una piel deshidratada o mixta, se puede realizar una limpieza facial profunda cada tres meses o incluso cada cuatro meses. En el caso de tener una piel grasa su frecuencia puede aumentar, a modo de mantener controlado el brote, y puede estar realizándose cada dos meses. Para el caso de una piel acneica, se debe contar con un tratamiento en especial pues debe contar con un diagnostico específico que determine la razón del brote en la piel.

 

6 ¿Qué hacer en casa después de una limpieza facial?

Una de las recomendaciones que se hacen a los pacientes al finalizar las limpiezas faciales, es evitar tocar la piel de la cara inmediatamente. El cambio es muy notorio y la piel queda muy suave, pero microscópicamente, la piel aún está expuesta, por lo que puede llegar a infectarse si no se tienen las manos limpias.

Además, se debe usar protector solar todos los días según recomendación del profesional. La cual es a las 6 de la mañana, 12 del medio día y 4 de la tarde. Todos los protectores solares tienen diferentes componentes y características. Mantener una rutina en la mañana y en la noche que ayude a cuidar la piel, retrasar el envejecimiento y mantener el efecto de la limpieza facial el mayor tiempo posible.

En algunos casos se recomienda al paciente aplicación de hielo todas las noches por 5 minutos en el rostro junto con un “pañito” para no aplicarlo directo. Lo anterior disminuye la producción de sebo en la piel controlando el brote que se produzca, también ayuda mucho a evitar la flacidez facial y el envejecimiento.

Conozca más sobre cómo cuidar tu piel en vacaciones

 

Abrir chat
Te asesoramos
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?